Book Name: Doctor genio: señorita doblecara

Capítulo 6 – Palacio Lin (3)

Jun Wu Xie miró con calma al hombre encantador que desprendía un aura peligrosa: el hombre que decía ser su “hermano”. El Palacio Lin nunca tuvo un Jun Wu Yao en el registro familiar. Ese hombre que estaba sentado en la silla era el mismo hombre que ella había salvado de la cueva ese día, pero la única diferencia era que ese par de ojos morados profundos ahora eran negros como la obsidiana.

—¿Qué hiciste? —Preguntó con una expresión helada mientras lo miraba amenazadoramente a los ojos.

Jun Wu Yao le dirigió una mirada de soslayo cuando apoyó la barbilla, levantó las cejas ligeramente y curvó los labios hacia arriba de manera burlona mientras miraba a esta chica presuntuosa.

—Pagando mi gratitud —respondió.

—No hay necesidad —ella replicó.

—Desafortunadamente, la elección no es tuya —él le lanzó una sonrisa enigmática.

Jun Wu Xie frunció el ceño. ¡Este hombre es peligroso! ¿Qué método utilizó para hacer que incluso el gran Lin Wang lo reconociera como su propio nieto?

—¿Qué le hiciste a la gente de mi Palacio Lin?

Jun Wu Yao le sonrió levemente y levantó las manos para revelar una serpiente pequeña con forma de cabello enrollada alrededor de las puntas de sus dedos.

—No tengas miedo, solo dejo que estas pequeñas cosas entren en su cuerpo y modifiqué temporalmente un poco de su memoria. No lastimaré a nadie aquí, puedes estar segura.

El pequeño gato negro estaba completamente sorprendido.

¿Qué clase de demonio salvó su ama esta vez? ¡También esas criaturas, como serpientes negras de pelo tenían sus instintos en alerta máxima! ¡No debía jugarse con ellas! ¿Podrían entrar en un cuerpo humano e incluso alterar los recuerdos de las personas?

—¿Es este gatito tu espíritu contraído? —preguntó mientras miraba con diversión mientras estudiaba las diversas expresiones en el gato negro.

—Eso no tiene nada que ver contigo —ella se burló.

—¿Por qué eres tan fría conmigo, mi querida hermana? —dijo él y se rio.

—Este lugar no es para ti, es hora de que te vayas —ella dijo. Sus pensamientos estaban agitados. Este hombre era demasiado peligroso. Nada bueno pasará con él quedándose en el Palacio Lin.

Justo cuando Jun Wu Yao bajó la voz y sonrió, una repentina oleada de poder se pudo sentir cuando esas serpientes negras como pelos comenzaron a bailar salvajemente en sus dedos.

—No seas tan cruel, me salvaste, todo lo que quiero es vengarme de mis enemigos. Si ni siquiera puedes acceder a esta pequeña y humilde petición mía, solo puedo destruir estas pequeñas cosas en el cuerpo de los de tu Palacio Lin. Es solo que… Si estos fueran destruidos a la fuerza desde dentro, me temo que pueden sufrir… ¿Me pregunto qué será del Palacio Lin?

—¿Me estás amenazando? —dijo Jun Wu Xie, y entrecerró los ojos.

—No, esto es una petición —respondióél, mientras curvaba sus labios hacia arriba.

¿Una petición? Si ella no estuviera de acuerdo, ¿mataría a todos? ¿Esto fue considerado una petición?

—No estés tan nerviosa, es solo que temporalmente no tengo a dónde ir, cuando llegue el momento, me iré tranquilamente. Antes de irme también me gustaría devolverte tu amabilidad. Te aseguro, no haré daño a nadie aquí—dijo Jun Wu Yao con una sonrisa.

—¿No matarás a todos cuando te vayas? —ella preguntó con una voz escalofriante.

—No lo haré, cuando sea el momento de partir, puedo prometerte que no le haré daño a nadie —él respondió pacientemente.

—No es como si tuviera una opción —dijo ella con frialdad mientras rechinaba los dientes.

Jun Wu Yao se encogió de hombros.

Sabiendo que no puede deshacerse de este hombre peligroso por el momento, simplemente cerró los ojos para descansar y ya no le prestó atención.

El pequeño gato se aseguró negro que por el momento nada le hará daño a su ama. Dejó escapar un pequeño suspiro de alivio cuando saltóágilmente sobre la cama y se acurrucó en el borde de la almohada de Wu Xie, pero mantuvo su vigilancia mientras sus ojos alertas nunca dejaron al hombre sentado en la silla.

Este hombre era muy, muy peligroso. Es la persona más peligrosa que jamás haya encontrado.

Book Name: Doctor genio: señorita doblecara

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
eNovelHub