Book Name: El avatar del rey

Capítulo 1 – El Dios De Batalla Desterrado

Click click, tap tap…

Un par de manos ágiles se desplazaban por el teclado y el ratón, produciendo sonidos rítmicos casi como una sinfonía animada. La pantalla destellaba con luz brillante y el oponente cayó al suelo en un charco de sangre.

––Jeje ––. Ye Qiu rió entre dientes mientras levantaba su mano para tomar el cigarrillo que colgaba en la esquina de su boca. El humo blanco-plateado ya había formado largas espirales en el aire, pero Ye Qiu continuó con su trabajo, blandiendo su ratón y presionando su teclado, sin distraerse en lo más mínimo. El cigarrillo dejado se extinguió rápidamente en un cenicero de forma excéntrica sobre la mesa, y la mano de Ye Qiu voló de regreso al teclado. Justo cuando estaba a punto de decir algunas palabras a su oponente, la puerta de su habitación se abrió repentinamente con un estruendo.

Ye Qiu no volvió la cabeza, como si hubiera estado esperando este momento. Simplemente preguntó: ––¿Aquí?

––Aquí––. La respuesta de Su Mucheng también fue simple.

––¡Entonces vamos! ––. Ye Qiu rechazó la solicitud de su oponente para otro duelo y retiró suavemente la tarjeta del dispositivo de inicio de sesión de Glory. Se dirigió a la puerta, agarrando una chaqueta de un perchero en su salida.

La noche ya se había oscurecido considerablemente, pero las luces de Club Excellent Era aún estaban brillando. Ye Qiu y Su Mucheng dejaron la habitación y caminaron hasta el final del pasillo. Aquí se encontraba una espaciosa sala de conferencias; en la entrada, las pantallas digitales cubrían casi por completo las paredes. Mostraban las clasificaciones de la “Alianza Profesional de Glory” junto a varias estadísticas técnicas.

Clasificación: Equipo Excellent Era, número 19 – penúltimo lugar.

Para un triunfante equipo de cartas que alguna vez había ganado tres títulos de campeonato consecutivos en la liga, esta puntuación era particularmente dolorosa para los ojos. Colgaba brillante y deslumbrante en la pared, como si se burlara desvergonzadamente de todos.

Pero el ambiente en la habitación no era pesado. Al contrario, era algo animado. Los miembros de la Excellent Era estaban reunidos alrededor de una persona como si fueran estrellas alrededor de la luna. La mayoría de ellos no reaccionaron a la llegada de Ye Qiu, y los que lo hicieron le ignoraron rápidamente con expresiones de frialdad y burla.

––Ye Qiu, el club ha decidido que el recién transferido Sun Xiang se hará cargo de tu posición como capitán. A partir de ahora, Sun Xiang tendrá el control de tu cuenta Única Hoja de Otoño.

El director del club vio la llegada de Ye Qiu e inmediatamente levantó su cabeza para hablar. Sin tacto ni advertencia previa, le notificó de esto fríamente, como si estuviera tirando una bola de papel higiénico usado.

Su Mucheng abrió su boca para hablar, pero Ye Qiu tiró suavemente de su manga. Él sonrió levemente e inclinó su cabeza hacia ella, indicando que no estaba molesto.

––Hermano Ye, lo siento, ocupé su lugar tan pronto como llegué.

El lado izquierdo de la mesa de conferencias era el asiento exclusivo para el capitán del equipo de Excellent Era. Debería haber sido el asiento de Ye Qiu. Pero Sun Xiang se sentó casualmente allí mientras decía estas pocas palabras, apenas echando un vistazo a Ye Qiu. Esto ya no era ignorancia; más bien, era una forma de desprecio. Su mirada se fijó sobre el cuerpo de Su Mucheng, quien había llegado con Ye Qiu.

Para ser justos, Su Mucheng era más atractiva a la vista que Ye Qiu. Ella era conocida como la belleza número uno de la Alianza Profesional de Glory. Si la trasladaran al mundo del espectáculo, todavía sería considerada una belleza particular.

Incluso los miembros del Excellent Era que la veían todos los días todavía estaban un tanto atontados cuando vieron entrar a Su Mucheng. Pero se recuperaron rápidamente, porque hoy había una persona más importante que merecía sus atenciones.

––Jaja, Hermano Xiang, con esas palabras, este lugar definitivamente te sienta bien.

Todos rápidamente se apresuraron a buscar sus posiciones después de que Sun Xiang habló.

––¡Cierto, algunas personas ya son viejas y desactualizadas!

––¡Única Hoja de Otoño realmente debería estar bajo el mando del hermano Xiang! Solo él puede mostrar la verdadera fuerza del Dios de Batalla.

Este era el foco de la atención de todos: Sun Xiang, un jugador genio de la nueva generación de la Alianza Profesional de Glory. Cuando se unió a la liga la temporada pasada, Sun Xiang ganó el título de “Mejor Recién Llegado” con sus estadísticas similares a un “Jugador Más Valioso”. Esta temporada, llevó al mediocre equipo Nubes Conquistadoras al octavo lugar, y tenían grandes esperanzas de avanzar a los playoffs. Pero durante el período de transferencia a mitad de la temporada, se trasladó al Excellent Era que colapsaba. Fue enteramente porque, aunque el rendimiento del Excellent Era esta temporada era terrible, poseían una figura que era considerada como el Dios de Batalla de Glory: el Mago de Batalla Única Hoja de Otoño.

Sun Xiang era joven y ni siquiera llevaba 2 años dentro de la alianza, pero los miembros del Excellent Era se acercaron descaradamente a él, llamándolo su hermano mayor. Estaba claro que Sun Xiang sería el futuro líder del equipo, y aceptaba cómodamente sus adulaciones. Pasó un tiempo antes de que estuviera dispuesto a echarle otro vistazo a Ye Qiu, con los ojos llenos de desdén.

––¡Ye Qiu, entrega la tarjeta de la cuenta de Única Hoja de Otoño a Sun Xiang! –– dijo el director del club.

Incluso si Ye Qiu no se inmutó antes, en este momento, su corazón no pudo evitar dolor. Ye Qiu, Única Hoja de Otoño, la relación entre estos dos nombres era obvia. Este fue el nombre creado cuando entró por primera vez en el mundo de los juegos en línea de Glory.

Diez años. Esta cuenta había acompañado a Ye Qiu durante diez años completos. El novato de entonces se había convertido en el experto de manual de Glory; el insignificante mago de batalla se había convertido en el famoso Dios de Batalla en Glory. Pero hace siete años, cuando entró en el círculo profesional, firmó un contrato de negocios con el club transfiriéndoles todos los derechos sobre Única Hoja de Otoño. Ye Qiu sabía desde hacía mucho tiempo que un día se iban a separar, y ahora finalmente llegó ese día.

Los dedos de Ye Qiu temblaron ligeramente. Para un jugador profesional, las manos firmes eran una necesidad. Este viejo veterano tenía una fuerza mental inmensa e inigualable, pero ahora mismo, sus manos temblaban. A un lado, Su Mucheng giró la cabeza. No quería ver esta escena, pero no podía evitarlo.

Bajo las miradas de todos los que se deleitaban en su desgracia, Única Hoja de Otoño, esa tarjeta blanca-plateada, fue entregada a Sun Xiang.

Los ojos de Sun Xiang se iluminaron con codicia y emoción. El Excellent Era había estado cayendo en picada en los últimos dos años, pero él se había transferido a propósito únicamente porque tenían la cuenta avanzada de Única Hoja de Otoño. El antiguo propietario de Única Hoja de Otoño, Ye Qiu, no se había desempeñado bien en los últimos años, y solía discutir con el club. Sun Xiang tenía un cien por ciento de confianza en reemplazarlo.

––¡Mía!

En el instante en que tomó la tarjeta, Sun Xiang sintió una explosión de emoción. Pero cuando trató de acercarla a él, sintió un dejo de resistencia en la tarjeta.

Sun Xiang sintió la renuencia de Ye Qiu y se rió con orgullo: ––Suéltala, Hermano Ye. ¡Mira tus manos, están temblando! ¿Cómo podrían esas manos mostrar el poder del Dios de Batalla? ¡Será mejor que me lo dejes a mí! Haré que el título de Dios de Batalla resuene una vez más a través de Glory. ¿Tú? ¡Retírate!

Hasta ahora, Ye Qiu había actuado mayormente indiferente, aparte de esa renuencia al entregar la tarjeta de la cuenta. Pero después de decir esto, Sun Xiang vio un destello brusco en los ojos de Ye Qiu, y descubrió en shock que las manos temblorosas de Ye Qiu se estabilizaron de repente.

––¿Te gusta este juego? ––preguntó Ye Qiu de repente, mirando directamente a Sun Xiang.

––¿Qué?

Sun Xiang estaba sobresaltado.

––Si te gusta, trata esto como gloria y no te jacte.

––¿Qué dijiste? ¿Qué tiene esto que ver contigo?

Sun Xiang de repente perdió el control. En este momento, sin saber por qué, sintió que era una cabeza más baja que Ye Qiu. No quería perder en actitud contra su oponente. Había llegado para reemplazar a Ye Qiu. Había llegado para reclamar al Dios de Batalla Única Hoja de Otoño.

––Cuídalo.

Justo cuando Sun Xiang quería reforzar su altanería, Ye Qiu ya había soltado la tarjeta de la cuenta. Dijo esta frase suavemente, y se dio la vuelta para irse.

––¡Ye Qiu! ––gritó el directo de repente.

Ye Qiu se detuvo e inclinó la cabeza ligeramente hacia un lado, escuchando mientras lo que el director decía detrás de él: ––El club no tiene ninguna tarjeta de cuenta adecuada para darte en este momento. ¡Por ahora, puedes permanecer como un compañero de entrenamiento!

Compañero de entrenamiento…una persona que había construido una dinastía en la Alianza, un experto que había ganado todos los honores individuales de Glory, ahora había caído para convertirse en un simple compañero de entrenamiento.

Sun Xiang estaba muy interesado en este arreglo, inmediatamente riéndose a carcajadas. ––Con el nivel de habilidad del Hermano Ye, ayudar a entrenar no será un problema. ¡Solo tú mereces ser el compañero de entrenamiento número uno de la Alianza Profesional de Glory!

––Já já––. Ye Qiu en realidad se rió de ese insulto. Se volvió hacia el director.

––¿Compañero de entrenamiento? No creo que sea necesario. ¡Cancele el contrato!

––¿Cancelar el contrato? ¿Estás buscando activamente cancelar el contrato?

El director lo miró como si estuviera pensando profundamente.

––Correcto. Solicito cancelar el contrato.

––¡No seas precipitado! ––. Su Mucheng se apresuró a detener a Ye Qiu. La alianza tenía sus propias reglas. Excepto por razones especiales durante el período del contrato, cualquier persona que solicitara cancelar un contrato tenía que pagar una multa. Ye Qiu y el Excellent Era aún tenían otro año y medio en el contrato. Si solicitaba forzosamente la rescisión del contrato, la pérdida sería enorme. Pero más que eso, Su Mucheng temía la partida de Ye Qiu.

––El jefe aún no está aquí, ¡Espera a que venga antes de seguir hablando!

Su Mucheng esperaba que Ye Qiu se calmara.

Ye Qiu había notado el rastro de ridículo en las esquinas de la boca del director hace mucho tiempo. Giró la cabeza hacia Su Mucheng y rió amargamente.

––Mucheng, ¿no lo entiendes? Mi partida es la meta del jefe. Ya no tengo ningún valor para este club. Sólo soy una pérdida de dinero.

––De ninguna manera, ¿Cómo podrías ser un sumidero de dinero? Tu fuerza no se compara con la de nadie ––dijo Su Mucheng.

––Esto no es solo una cuestión de fuerza. Esto es un negocio ––dijo Ye Qiu––. ¿Y yo? Nunca he tenido ningún valor comercial.

––Deberías haber tenido dicho valor. Elegiste renunciar a él ––intervino el director fríamente en este momento.

––Correcto, esta es mi elección ––dijo Ye Qiu. La Alianza Profesional de Glory actual estaba floreciendo, los patrocinadores acudían de todos lados. Los jugadores famosos en Glory eran naturalmente buscados para anuncios o promociones. Pero a pesar de que Ye Qiu era el jugador de nivel más superior, rechazó todas las ofertas de publicidad. Incluso se negó a participar en entrevistas o conferencias de prensa. Era como un antiguo internauta, ocultando cuidadosamente su verdadera identidad en la realidad virtual.

El club estaba extremadamente insatisfecho con este asunto. En sus ojos, él era una montaña de oro justo al lado de ellos, sin embargo, no podían sacar siquiera el más mínimo provecho económico. Solo lo soportaban porque su fuerza era tiránica, ayudando al equipo a ganar fama y gloria. Pero a medida que sus logros disminuían, todo iba quedando en el pasado.

––La comercialización de la alianza nos permitió sobrevivir, pero ahora…–– Ye Qiu no pudo decir nada más. Tampoco sabía si esta situación era buena o mala. La alianza actual estaba llena de codicia. La primera consideración de cada jefe de la alianza era cómo explotar al equipo para obtener ganancias. Albergando un amor por los juegos y luchando incansablemente por la gloria, Ye Qiu apreciaba sus recuerdos de los primeros días de la alianza. Pero ahora, la alianza sólo se esforzaba por obtener ganancias.

Su Mucheng no dijo otra palabra. Ella había acompañado a Ye Qiu en este mismo camino; ella también era una veterana que había presenciado todo esto. Sus ojos estaban llenos de lágrimas. Sabía que Ye Qiu realmente quería irse, y bloquearlo solo lo haría más doloroso para él.

––Ya que es así, yo…

––No hay necesidad.

Ye Qiu sonrió, interrumpiendo a Su Mucheng. Él sabía lo que ella quería decir, y por eso le dijo: ––No te preocupes, todavía no he perdido toda la esperanza. Volveré.

––No está mal. Ese es el Ye Qiu ambicioso que reconozco. Entonces, ¡hablemos de la tarifa de la multa! Honestamente, ya que has estado con nosotros durante muchos años y has contribuido tanto, no la exigiremos. Si quieres irte, entonces sentémonos y hablemos sobre los detalles de la cancelación del contrato. ¿Qué te parece?

––Dímelo directamente. ¿Cuáles son las condiciones? ––preguntó Ye Qiu.

––La condición es simple: anuncia tu retiro ––dijo el director.

––¿¡El retiro!? ¿Llamas a esa condición no forzarlo? ––exclamó Su Mucheng furiosa. Ye Qiu tenía 25 años este año. Para los jugadores profesionales en deportes competitivos, esta edad ya se consideraba ser viejo, y retirarse a esta edad no era para nada extraño. Pero Ye Qiu había dicho claramente que no quería renunciar. La condición de jubilación del director del Excellent Era era obviamente dirigida contra él.

Los jugadores profesionales retirados, por supuesto, no estaban calificados para participar en un torneo. Aunque podían regresar, la Alianza Profesional de Glory tenía una regla que establecía que un jugador profesional retirado solo podía regresar después de un año completo. Esto era para evitar que tácticas de cambio de equipo de personas que se retiraban un día y regresaban al siguiente.

Ye Qiu ya estaba en los años finales de su carrera. Cada día era precioso, pero ahora querían que desperdiciara un año. Después de un año, aunque quisiera regresar otra vez, sería viejo y le faltaría un año de competencia intensa para mantener su nivel de habilidad actual. Incluso si tuviera su anterior fama, era muy incierto que un equipo esté dispuesto a aceptarlo. Además, Ye Qiu tenía su fatal defecto: rechazaba todas las actividades relacionadas con los negocios.

Parecía una condición inaceptable, pero Ye Qiu simplemente asintió con la cabeza. ––Estoy de acuerdo.

––¿Estás loco? ––exlamó Su Mucheng.

––He trabajado tan duro durante tantos años, ¿Qué tiene de malo un año de descanso? ––repuso Ye Qiu sonriendo.

––¿Qué…qué estás pensando? ––. Su Mucheng no entendía.

––No mucho ––dijo Ye Qiu volviendo la cabeza. El director ya había entregado los documentos. Ye Qiu les echó un vistazo y se rió un poco. ¡Estaban realmente preparados para esto desde hace mucho tiempo! Mientras pensaba en esto, Ye Qiu puso el bolígrafo en el papel y rápidamente firmó su nombre.

A punto de salir…

Ye Qiu echó un último vistazo a este lugar donde había pasado siete años. No dio ninguna despedida de costumbre y se dio la vuelta en silencio para irse.

––Te acompañaré afuera.

Su Mucheng fue la única en seguirle detrás.

T / N: Ye Qiu se traduce literalmente a Autumn Leaf en inglés, y Hoja de Otoño en español.

Book Name: El avatar del rey

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
eNovelHub