Book Name: Explorador de la noche

Capítulo 2: Explorador Recién Nacido (2)

El tercer día después de cruzar.

Marvin se paró junto a la ventana, observando a las personas que iban y venían por la calle durante la noche. Había una mujer con curvas lanzándole miradas coquetas desde el callejón adyacente.

Esta era la mejor habitación de la Posada Caballo Feroz; desde aquí se podía ver el emblemático punto de referencia de la Ciudad Costa del Río, el Reloj de Arena de Plata, que era la sede de la Iglesia de Plata.

No muy lejos, un joven estaba robando secretamente el bolso de un hombre rico. Sus movimientos eran muy ágiles. Tenía al menos tres niveles en la clase de Ladrón.

Todo era igual al mundo real.

Lo único diferente era el propio Marvin.

“Ventana de estadísticas”, dijo en su mente. Una serie de información apareció ante sus ojos.

Nombre: Marvin

Raza: Humano /?

Atributos:

Fuerza – 11

Destreza – 16

Constitución – 9

Inteligencia – 14

Sabiduría – 14

Carisma – 13 (+1)

Clase: Noble Rango 3 (150/200)

Clase de Aventurero: Ninguno

Puntos de Vida: 10/26 (Fiebre)

[Penalización por Debilidad: Reducción de Atributos – 70%]

Exp (Puntos de experiencia): 40 (Noble) [Sin uso]

PD (Puntos de Destreza): Ninguno

PH (Puntos de Habilidad): Ninguno

Habilidades de clase:

– Noble (Barón):

Dignidad – 25

Gestión – 31

Percepción – 16

Diplomacia – 19

Contabilidad – 28

Equitación – 30

Aparte de estos datos, que eran los mismos de los videojuegos de su vida anterior, el mundo en el que Marvin había despertado no era diferente a un mundo real.

Estaba bastante desconcertado, pero después de tres días de preguntar por ahí y adaptarse, confirmó principalmente tres cosas:

Primero, había cruzado a otro mundo y llegó al juego con el que había estado encaprichado en la Tierra: Continente Feinan.

En segundo lugar, además de no saber por qué podía ver la misma interfaz del juego, ¡este era un mundo real! Cada persona era un ser vivo y, además de eso, conocía bien a algunos de ellos.

En tercer lugar, estaba en problemas. Un gran problema.

Si su memoria no estaba equivocada, él debió haber llegado en vísperas de la Gran Calamidad. Muy pronto, el mundo pacífico frente a él estaría sujeto a cambios estremecedores. La historia del Reino de los Magos de Feinan de la Cuarta Era estaba a punto de terminar. Todos los dioses trabajarían juntos para destruir el Pozo Mágico del Universo y se aprovecharían de esta tierra fértil.

En cuanto a aquella cosa…

—La Cuarta Tabla del Destino. Oh, Dios…

Marvin masajeó su frente, tratando de organizar sus pensamientos.

En realidad, por el momento este no era el mayor problema. La Gran Calamidad ocurriría en medio año, seguida de una era de caos, pero aún tenía tiempo.

Como jugador de nivel Leyenda estaba muy familiarizado con la situación de este mundo, y si bien con medio año estaba un tanto ajustado, era todavía suficiente para ganar el poder necesario para defenderse.

El problema más importante era su situación inmediata.

Su fiebre alta junto con su terrible físico significaba que podía morir en cualquier momento solo porque había contraído un resfriado común.

Esto hizo que Marvin se quedara sin palabras. Al pasarse los últimos tres días asimilando recuerdos de unos jóvenes catorce años, Marvin había descubierto tristemente que su cuerpo no era su único problema; estaba en graves aprietos ya que recientemente había perdido su tierra. Hace un mes, un grupo de gnolls atacó su territorio y ocupó su castillo y sus minas, dejándole sin más opción que depender del Señor de la Ciudad Costa del Río. Esperaba que el Señor de la Ciudad le enviara tropas para limpiar la manada de gnolls.

Mientras huía de su territorio hacia la Ciudad Costa del Río, el patético niño se resfrió y finalmente murió, y le dio a Marvin la oportunidad de transmigrar. Sea o no una coincidencia, el joven con cuyos recuerdos se fusionó también se llamaba Marvin.

El nacimiento de una nueva alma era muy doloroso. Marvin había utilizado un gran esfuerzo para persuadir al remanente del alma del anfitrión de que lo dejara, y esto tuvo un costo. Tuvo que prometer proteger lo que el patético joven quiso proteger:

Su territorio, su hermano menor y una mujer.

Esto era lo que él más apreció y protegió con su vida. Las dos memorias se fusionaron, incluyendo sus sentimientos. Incluso si Marvin quisiese romper su promesa, probablemente no sería capaz de hacerlo.

Así que aunque la Gran Calamidad fuera bastante terrible, para Marvin la prioridad era la de recuperar su territorio en un mes.

De lo contrario, el remanente de alma del joven lo maldeciría, y sus atributos ya tremendamente buenos para nada se debilitarían aún más. Esto era algo que Marvin sería muy reacio a ver.

Se debe saber que de vuelta en el juego, cuando su Ladrón finalmente avanzó a Amo de la Noche, ¡sus atributos básicos combinados superaron los 100!

¡Su destreza estaba más allá de 20!

Esto significaba que cuando era un Ladrón de nivel 1, tenía una destreza pasiva adicional, [Pasos Antigravedad].

[Pasos Antigravedad]: habilidad especial premiada debido a la Destreza que excede el límite de uno. Por un corto período de tiempo, puede caminar sobre una pared vertical mientras ignora la gravedad. No pueden ser más de 6 metros.

Fue este pasivo de destreza lo que lo convirtió en el Amo de la Noche. En el momento de la transmigración de Marvin, había un total de 11 jugadores en el juego que se habían convertido en dioses con éxito, y Marvin era uno de ellos.

Pero ahora, este cuerpo…

Marvin no podía soportar mirarlo. Olvida a los gnolls; un mero goblin probablemente podría matarlo en un mano a mano, ¿verdad?

¿Cómo podía no tener una sola clase de pelea? Él era simplemente un rico mocoso mimado bueno para nada. Abría los brazos para vestirse y abría la boca para ser alimentado. ¡A pesar de que la diplomacia y la equitación eran ligeramente útiles, el resto de sus habilidades no tenían nada que ver con el camino del aventurero!

Sin embargo, Marvin se sintió aliviado de que el mocoso no hubiera elegido una clase al azar. Si por casualidad hubiera cruzado y se hubiera encontrado con un tipo de mago de pacotilla, habría sido aún peor.

Particularmente porque el Pozo Mágico del Universo sería destruido en medio año. Además de los legendarios, cada mago dejaría un rango (5 niveles). El dominio de los magos en Feinan habría terminado. El resto de las clases comenzaría a ascender yodo tipo de dioses difundirían su propia religión. Poco a poco, sus religiones se extenderían. Los fuegos de la guerra se encenderían y todo ser viviente sufriría.

Y los magos serían el grupo más lamentable. Perdieron sus cualificaciones antes de que comenzara la guerra.

Toc-toc, toc-toc.

—Adelante —dijoMarvin, y caminó de regreso a su cama.

Entró una joven con cabello castaño. Parecía tener alrededor de veinte años. Parecía un poco cansada, y su armadura de cuero limpia y lavada tenía algunos cortes nuevos de cuchilla. Sus orejas eran algo puntiagudas, pero no lo suficiente como para sugerir que ella era un elfo puro.

Esta era la sirviente y guardaespaldas de Marvin, y la única persona que se había quedado a su lado hasta ahora. Todavía recordaba aquella noche en que el fuego incendió completamente el granero. Fue esta mujer quien, sin pensar en su seguridad personal, lo sacó del fuego y masacró su salida para salvar su vida de las manos de los gnolls. Había caminado desde el Valle Río Blanco hasta la Ciudad Costa del Río, casi 5 kilómetros, mientras lo cargaba.

Su nombre era Ana y ella era medio elfo. Limitado por sus habilidades, Marvin no podía ver sus atributos. Sin embargo, en base a estos tres días de observación, Ana debería tener un rango 1 de clase aventurera con 4 o 5 niveles. Probablemente era un Luchador o Explorador, posiblemente el primero. Al menos en sus recuerdos, Ana rara vez usó arco y flecha, trampas y cosas por el estilo.

Su arma era una espada y al igual que su armadura de cuero, la misma estaba en mal estado porque no le había hecho un mantenimiento durante mucho tiempo.

—Maestro, fui al Ayuntamiento hoy y pregunté, pero los funcionarios me dieron otra vez la misma respuesta…

Ana dejó su espada a un costado, su bonita cara aún parecía un poco cansada.

—Pero afortunadamente, gané 20 monedas de plata hoy. Al menos no tendremos que preocuparnos por el alquiler de la próxima semana. Y puedes tener sopa por la noche.

—Hermana Mayor Ana, ¿cuánto tenemos? —preguntó Marvin de repente.

La cara de Ana mostró un indicio de sorpresa. Desde que Marvin despertó de su grave fiebre, esta era la primera vez que habló con ella.

Ella no sopesó y rápidamente respondió:

—29 monedas de plata.

—29 monedas de plata no son suficientes —murmuró Marvin frunciendo el ceño—. ¿Ha dejado mi madre el joyero?

Ana se sobresaltó antes de enojarse. —¡¿Maestro Marvin ?! ¡¿Quiere vender las reliquias de su madre?!

Marvin asintió con ojos muy tranquilos.

—Recuerdo a un collar. Debería valer algo de dinero.

Ana miraba a Marvin con incredulidad y sus ojos mostraban su decepción.

—¿No me digas que quiere ir al casino?

Marvin quedó pasmado por un momento, ya que no había esperado que Ana lo malinterpretara. Buscó en sus recuerdos nuevamente y descubrió que cuando el dueño original del cuerpo había llegado a la Ciudad Costa del Río, tenía algo de dinero consigo, pero un “amigo” malicioso lo engañó para que fuera al casino.

El resultado fue que naturalmente perdió mucho dinero. Desde entonces, su salud, que había mejorado ligeramente, comenzó a empeorar lentamente a medida que la enfermedad empezaba a hacerse más fuerte.

Obviamente, ese supuesto amigo era un cómplice del casino. Estaba especializado en engañar a personas como Marvin, que tenían poco dinero y ningún patrocinador poderoso.

—No se lo puedo dar, Maestro Marvin. Si necesita dinero, lo ganaré—dijo Ana tercamente—. Pero no voy a permitir que juegue. Debe saber que el joven maestro Wayne ya le debe dos meses de cuota a la Alianza de Magos. Si no continuamos pagando esa cuota, se verá obligado a abandonar el Magore.

—¡No nos queda mucho dinero y no podemos permitirnos desperdiciarlo de nuevo!

Marvin no pudo evitar una risita, diciendo suavemente:

—Hermana Mayor Ana, te pedí el collar no para apostar, sino para usarlo para curar mi cuerpo.

—¿Curar?

Ana lo miró fijamente por un momento.

—Mi salud corporal no ha mejorado en todo este tiempo y no puedo seguir así. Conozco a un sacerdote del Dios de Plata. Mientras le paguemos, lanzará un nivel bajo de [Quitar Enfermedad] y [Curar Heridas Leves] sobre mí. De esa forma, mi cuerpo sanará a la normalidad —explicó Marvin—. No puedo seguir siendo un noble débil.

—Necesito entrenar y luchar para poder recuperar nuestro territorio. También quiero proteger a unas cuantas personas queridas.

Se levantó de la cama, se cambió de ropa y se vio un poco más animado.

—Confía en mí, Hermana Mayor Ana —dijo, y miró a la sirviente semielfo.

Ana apretó los dientes, pero al final sacó el joyero de la parte inferior del equipaje. Como era de esperar, había un collar de perlas en el interior.

—Iré con usted, para evitar que vuelva a ser engañado…

—No hay necesidad.

Marvin tomó el joyero con una expresión algo seria.

—Ana, has estado ocupada todo el día, así que deberías descansar un poco. Puede que no vuelva esta noche. Debes tener cuidado. Escuché a dos vándalos hoy en el callejón que parecían estar hablando de ti. No creo que tengan buenas intenciones. A pesar de que eres una aventurero de rango 1, algunas pandillas son muy poderosas. Todavía tenemos que tener cuidado.

Hasta que Marvin salió de la habitación, Ana seguía sentada allí, mirando fijamente.

Curiosamente, el Marvin de hoy parecía un poco diferente. Muy diferente al amable y débil joven del pasado. Incluso se veía algo… dominante, al igual que su padre. Con el tipo de dignidad exclusiva de los nobles.

Y afuera de la puerta, Marvin estaba mirando el registro del sistema y solo podía sacudir la cabeza.

—Me siento un poco culpable usando una habilidad sobre Ana… Sea lo que sea, será la última vez, supongo.

[Iniciar Sesión]

[Chequeo de Sabiduría…]

[Habilidad activada exitosamente…]

Book Name: Explorador de la noche

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
eNovelHub