Book Name: Explorador de la noche

Capítulo 8: Profanador de tumbas

Cada ciudad tenía un cementerio.

Las tumbas de los nobles eran construidas magníficamente y bajo estricta supervisión, vigiladas por guardias especialmente entrenadas. Y para aquellos que no podían costearlo, había un cementerio público que se veía mucho más desolado en el extremo norte de la ciudad..

El cementerio público de cada ciudad pertenecía al Programa de Bienestar Público de la ciudad, a menudo dirigido por un oficial corrupto. Como resultado, la mano de obra contratada era bastante deficiente.

El cementerio público estaba en ruinas. Todo tipo de ladrones, arrebatadores y profanadores de tumbas se reunían allí.

Medianoche, La luna creciente brilló visible por encima de las ramas.

Marvin y Ana se acercaron silenciosamente a la entrada suroeste del cementerio público.

Por supuesto, no habían venido a profanar una tumba. Estas lamentables almas ya tuvieron tiempos difíciles cuando estuvieron vivos y sus cuerpos a menudo no obtenían ningún descanso después de la muerte. Incluso si le faltara dinero, Marvin no sería como aquellos profanadores de tumbas sin valor que tenían ideas sobre los cuerpos de estas pobres almas.

Vino a buscar al guardia del cementerio público.

En efecto, el cementerio público también tenía un guardia, solo que había sido contratado por el ayuntamiento por una cantidad lamentable de dinero. No tenía muchas responsabilidades, y solo estaba encargado inspeccionar el cementerio todos los días.

Al buscar en su memoria, Marvin supo que el nombre de este guardia era Heiss y que era un anciano excéntrico.

Marvin recordaba bien este nombre.

Fue cuando el juego acababa de ser lanzado. El primer jefe de élite de rango 2 en ser asesinado tenía nombre se similar al de este tipo…

Heiss, el Profanador de Tumbas. Utilizó su identidad como guardia de cementerio para malversar los objetos de valor que aún conservaban los pobres. Vendió estos cadáveres al Nigromante que se escondía en las Colinas Desesperanzadas al norte de Ciudad Costa del Río para así obtener una pequeña recompensa. Al final, consiguió un libro de nigromante en un trato. A partir de ese momento, se convirtió en un blasfemo que podía convocar a los muertos, un profanador de tumbas destinado a ser odiado por toda clase de dioses justos que odian el mal…

El objetivo de Marvin era Heiss, el Profanador de Tumbas.

Basándose en el punto actual en el tiempo, eso sucedería medio año más tarde en el juego. Tal vez Heiss aún no había recibido el grimorio del Nigromante, lo que actualmente lo hacía un Hechicero del Espíritu Maligno de rango 2.

¡Valía la pena intentar esto!

Marvin calculó silenciosamente la fuerza de su lado. Un Explorador de nivel 2, pero con la experiencia y los recuerdos de un Amo de la Noche, y una Luchador semielfo de nivel 5. Le había preguntado a Ana sobre su estado en la carretera, solo para ser sorprendido por su respuesta.

Ana, de hecho, ya había alcanzado el nivel 5 hacía bastante tiempo, pero debido a que siempre estaba ocupada con los asuntos del Valle Río Blanco, no había tenido tiempo de regresar a los terrenos de reunión de los semielfos para buscar un maestro avanzado calificado y así cambiar a una clase más fuerte de rango 2. Su fuerza era bastante fuera de lo común, ¡siendo esa la razón por la cual Marvin logró sobrevivir hasta el día de hoy!

Como una Luchadora semielfo de nivel 5, ella debería al menos tener 120 PV y poseer un característica de raza, una especialidad de clase y una especialidad personal, junto con muchas habilidades poderosas. ¡Era prácticamente una súper guardaespaldas!…

Encarando la investigación de Marvin, Ana no ocultó ninguna información, contándole todo: sus estadísticas, sus especialidades y todo tipo de habilidades.

Ella tenía las habilidades comunes de Luchador [Atravesar], [Bloqueo], [Golpe Doble] y otras. Todas habilidades extremadamente útiles en la batalla. Las habilidades básicas de Ana eran bastante impresionantes.

En cuanto a la característica y las dos especialidades, éstas hicieron que Marvin se ponga celoso:

[Característica racial – Dominio de Manejo de Espada]: Tu rango de maestría en manejo de espada aumentó en uno.

[Especialidad de clase – Tenacidad]: mientras no estés muerta o lisiada, las lesiones no serán capaces de restringir tus movimientos.

[Especialidad personal – Precisión]: tu espada siempre apunta a los signos vitales del enemigo.

La característica racial de Ana era bastante rara y casi siempre solo aparecería en elfos de sangre pura. Era increíblemente raro que un semielfo la obtuviera. Su suerte era bastante buena. Subir de nivel en el dominio del manejo de la espada era extremadamente difícil, requiriendo años de entrenamiento. El dominio del manejo de la espada de Ana estaba en [Experto en Manejo de Espada], pero después de agregarle el bono de característica racial, ella era una [Maestra en Manejo de Espada].

Marvin sabía que incluso entre las clases de rango 2, no muchos tenían una maestría del manejo de espada tan alta. “Maestra Espadachina” quería decir que el manejo de espada de Ana sería invencible en una pelea de igual a igual.

Además, las especialidades de [Tenacidad] y [Precisión] eran muy útiles en una pelea. La primera permitía que alguien ignore el dolor de una lesión para seguir luchando, asegurando la preservación de su fuerza de combate y aumentando su tasa de supervivencia. La segunda dejaba que los golpes a los enemigos sean más mortales o paralizantes, llevándola a una tener una letalidad muy alta.

De todos modos, esta subyugada sirviente semielfo estaba más allá de las expectativas de Marvin, permitiéndole estar aún más confiado sobre el próximo movimiento.

El cementerio público, en una pequeña y aislada casa de madera.

La débil llama de una vela acompañaba un estremecedor sonido de madera que crujía. Una figura alta estaba trabajando duro.

Pero sorprendentemente, su compañera de trabajo era una chica con una pálida tez mortal y sin signos vitales aparentes.

Los ojos de la chica estaban vacíos, con pus saliendo de las cuencas, pero la figura alta permanecía indiferente a ello.

Dos sombras estaban apoyadas a un lado de la ventana, observando estupefactos esta escena.

Ni Marvin había esperado que él y Ana encontraran a Heiss, el guardia del cementerio público en la cabaña en ese momento, yendo tan lejos en medio de la profanación de un cadáver.

¡Simplemente carece de conciencia!

El cuerpo de esa chica todavía no se había descompuesto mucho, por lo que debía haber muerto por algún tipo de enfermedad. A los ojos de Heiss, el Profanador de Tumbas, ¡este era sin duda el mejor material de alivio sexual!

¡Bang!

Un pie pateó la entrada de la casita de madera. Ana, furiosa, olvidó instantáneamente la estrategia de batalla de Marvin.

Ella ya se había perdido en la ira.

Tenía una obsesión por ser limpia, así que a cualquiera que profanara a los muertos, solo le dejaría un camino.

¡Muerte!

¡Con pasos rápidos, Ana se apresuró y cortó hacia abajo!

¡Atravesar!

El alto y flexible Heiss inesperadamente logró esquivar el golpe saltando hacia abajo desde la cama.

Su cara torcida mostraba tanto rabia como sorpresa. No sabía por qué alguien vendría a perturbar su ritual justo en ese momento.

––Pobre niña semielfo ––dijo Heiss con una voz profunda––, Ya que arruinaste mi ritual, este cuerpo perdió su valor, ¡así que tendré que usar el tuyo para compensarlo!

De repente levantó su mano izquierda y disparó una oscura bola de fuego.

––¡Maldita sea! ¡En realidad es [Fuego Corrosivo]!

Desde el otro lado, cuando Marvin utilizó Sigilo para colarse por la estrecha ventana y vio el fuego de color oscuro, su corazón se hundió.

Fuego Corrosivo era un hechizo de Segundo Círculo, y ser capaz de lanzarlo instantáneamente significaba que Heiss, ¡ya se había convertido en un avanzado Hechicero del Espíritu Maligno! Incluso si él no era actualmente la forma élite en la que se convertiría, era bastante fastidioso.

Ana se sobresaltó, agachándose para evitar el hechizo. El fuego corrosivo golpeó la pared y fundió un agujero de más de un metro de diámetro.

Había logrado esquivarlo, pero le dio a Heiss la oportunidad de correr y aumentar la distancia entre ellos.

La pequeña casa de madera era en realidad bastante espaciosa con sus varias habitaciones. Heiss escapó a la sala de estar y se paró detrás del sofá.

Los lanzadores de bajo nivel no tenían muchas formas de defenderse en una batalla a corta distancia, por lo que a los Luchadores no les era permitido acercarse a ellos. Sin embargo, una vez que aumentaban la distancia, los lanzadores definitivamente tenían ventaja con su gran cantidad de hechizos mortales de círculo bajo.

Sin que nadie se diera cuenta de cuándo había sucedido, de repente tuvo un libro de hechizos muy grueso en sus manos.

En ese momento, Ana corrió hacia él, pero el resultado fue como si chocara contra una pared.

¡Estallido de Aire!

¡Una explosión en forma de bola estalló desde la ubicación de Heiss, y los alrededores fueron completamente dados vuelta!

¡Ana no fue una excepción! Ella tropezó y cayó al suelo. ¡Incluso si Ana tuviera una fuerza impresionante, todavía no tenía experiencia luchando contra un lanzador!

Heiss rio, exponiendo sus dientes amarillos.

––¡Estás acabada! Disfrutaré haciéndome cargo de tu cuerpo.

Pero él no estaba prestando atención a la esquina, donde Marvin estaba completamente concentrado en el anillo que llevaba puesto Heiss.

Ese era un anillo de diamante negro, y si Marvin no lo recordaba incorrectamente, era un objeto pequeño y poco común. Su efecto era el de lanzar instantáneamente un hechizo que no excedía el nivel de la clase. El uso estaba restringido a una vez cada tres días.

¡Así que no podía lanzar instantáneamente Fuego Corrosivo!…

¡Este era el efecto de su anillo! ¡Solo se detuvo por el tiempo para lanzar un hechizo más fuerte!…

No es un Hechicero del Espíritu Maligno de rango 2, sino solo un Conjurador de rango 1 inclinándose hacia la oscuridad…

Era de conocimiento general que los hechizos defensivos de un Conjurador eran bastante limitados.

Los Magos de bajo nivel tenían muy pocos espacios para hechizos, hasta un máximo de tres, garantizando tres hechizos salvavidas. Fuego Corrosivo y Estallido de Aire habían consumido dos.

Marvin respiró hondo, consciente de que no debía preocuparse.

Ana había llamado la atención de Heiss. El impresionante estado de la joven semielfo le estaba poniendo presión. Esta era una oportunidad y él debía tomarla. Solo le pidió a Heiss que lanzara su último hechizo salvavidas.

Ana se trepó desde el suelo, dio un grito ligero, se lanzó hacia adelante y, mientras sostenía firmemente la espada larga, ¡apuñaló hacia el corazón de Heiss!

Este era un ataque total de nivel 5 de Luchador, y el hechizo de Heiss aún no estaba listo. ¡Si él era apuñalado, el lanzamiento ciertamente sería interrumpido!

Su rostro mostró un indicio de impotencia y su libro de hechizos pasó a la primera página.

Después de un breve encantamiento, una gruesa armadura de color amarillo claro flotaba sobre el cuerpo de Heiss.

Hechizo de Ningún Círculo [Armadura de Mago Inferior]!

Los ojos de Marvin estaban brillando. ¡Este era el tercer hechizo salvavidas!

¡Bang!

La espada larga apuñaló la armadura, casi perforando un agujero en ella.

Pero la fuerza repelente de la armadura del mago hizo temblar la muñeca de Ana, casi haciéndola soltar la espada.

Heiss aprovechó esta oportunidad para retirarse medio paso y completar su ritual anterior.

En un instante, se pudo escuchar unos extraños chillidos continuos. Estaba ajetreado con actividades fuera de la pequeña casa de madera.

A medida que el PV de Heiss se drenaba gradualmente, dijo con orgullo: ––¡Disfruta del Festín de Zombis! Después destrozaré tu cuerpo y disfrutaré de tu alma…

Ana miró fuera de la ventana sintiendo furia y miedo, solo para ver unas masas oscuras que se elevaban. ¡Se trataba de la invocación de zombis de Heiss!

Pero en ese momento, una voz helada hizo eco en la sala: ––¿Tu maestro nunca te enseñó que los Hechiceros del Espíritu Maligno están en su punto más débil durante [Cambio de Vacío]? ¿Señor Heiss?

Una daga curva helada estaba contra el cuello de Heiss y la misma cortó fácilmente la armadura de mago flotante. Pronto, el cuello de Heiss tenía un agujero enorme. Sangre negra brotó de él como si fuera agua.

La cabeza de Heiss cayó al suelo.

Marvin emergió de las sombras y revisó el cadáver, y luego miró sombríamente hacia afuera.

––¡Estamos en problemas! ¡Zombis malditos! ¡Bloquea rápidamente la puerta y las ventanas!

Book Name: Explorador de la noche

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
eNovelHub